ONTV

La medida afecta a más de 700 personas que aguardan por un trasplante, de las cuales un 10% corresponde a niños, población en la que aumenta el riesgo de morir

La Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV) alerta sobre la paralización desde hace tres años del Sistema de Procura de Órganos y Tejidos (SPOT) que coloca la vida de pacientes que aguardan por un trasplante, en grave riesgo. La ONTV, basada en su experiencia en promover la donación y el trasplante de órganos y tejidos desde hace más de 22 años en beneficio de los pacientes a la espera de un trasplante, así como al apoyo de las personas ya trasplantadas, reitera su profunda preocupación ante la gravedad de los daños ocasionados y la evidente falla en la corrección de las situaciones que acarrearon esta paralización. Desde 2001 hasta julio 2014, la ONTV diseñó, puso en marcha y ejecutó el SPOT. En mayo 2017 el Ministerio del Poder Popular para la Salud decretó la paralización del Sistema de Procura de Órganos para Trasplante en Venezuela, limitando los trasplantes solo a los de donante vivo.

Se estima que en estos tres años más de 700 personas no han podido ser trasplantadas a partir de donante fallecido, de las cuales un 10% corresponde a niños incluidos en los dos servicios de trasplante renal pediátrico del hospital JM de los Ríos y el Hospital Militar Carlos Arvelo. Los pacientes pediátricos obviamente han aumentado su riesgo de fallecer por complicaciones inherente al tratamiento de hemodiálisis al que se ven condenados sin alternativa.

“Las condiciones de vida y los reportes que nos llegan de los diferentes centros de salud, de organizaciones aliadas y de las unidades de diálisis, describen claramente la desesperada situación que están padeciendo los pacientes en diálisis, en lista de espera por un trasplante con donante fallecido y personas trasplantadas a nivel nacional”, afirma Lucila Velutini, encargada de Relaciones Institucionales de la ONTV.

A 36 meses de la paralización del sistema los factores que incidieron en la medida se han agravado significativamente:

  1. Suministro irregular (nulo, en algunos casos) del tratamiento inmunosupresor que requiere la persona trasplantada para garantizar la sobrevida del injerto, en especial hay que mencionar la escasez absoluta de Tacrolimus, inmunosupresor indicado al 70% de los trasplantados.
  2. Falla total del tratamiento inductor requerido antes de realizar el trasplante. Lo que implica que los pacientes deben gestionar los fondos para un tratamiento inicial que ronda los 25.000 dólares
  3. Graves deficiencias en la infraestructura hospitalaria de los Centros de Trasplante de la Red Pública de Salud (que incluye falla absoluta en el suministro de agua por tubería) que atiende al 90% de este sector.
  4. Deterioro acelerado de los servicios de apoyo asociados a este procedimiento quirúrgico aunado al incremento hiperinflacionario de los costos de estos procedimientos en centros de salud.
  5. Migración forzada acelerada de personal calificado para realizar las diferentes fases relacionadas con la Procura de Órganos y el Trasplante, que buscan mejores condiciones de vida y remuneración

Luego de 3 años de paralización y deterioro se suma un 6to aspecto que dificulta la reapertura del sistema como es la pandemia de COVID-19, evento epidemiológico que obligatoriamente debe incluirse en las evaluaciones pre trasplante tanto de los donantes vivos como de cadáver así como también en el seguimiento de los receptores de un trasplante a partir de ahora. Se debe realizar serología a todo donante e interpretarla y accionar en consecuencia. Hay mucho que conocer del virus y de su comportamiento cuando pase la fase aguda de pandemia y llegue la fase de endemia.

Ante esta situación, la organización eleva su voz para solicitar al Estado venezolano que a través de Fundavene (ente encargado de esta situación), tome las medidas urgentes para acabar con esta tragedia y permitir el cese de la angustia permanente que viven los pacientes en diálisis (y más en tiempos de cuarentena), así como las personas trasplantadas y sus familias, para cumplir con el derecho inalienable a la salud del pueblo venezolano.

La ONTV exige la corrección técnica y efectiva de los cinco factores señalados para lograr la reactivación del Programa de Trasplante de Órganos a partir de donante fallecido en toda Venezuela.

Para mayor información las redes sociales son
instagram @ontv_ve
twitter @ontv_ve

Te puede interesar