Volver a: Inicio > Preguntas Frecuentes > Sobre los Riñones

¿Qué ocurre si mi organismo rechaza el trasplante de riñón?

Actualizado el 14 de agosto del 2012

El rechazo es el principal problema de un trasplante de riñón. Significa que su cuerpo intenta librarse de algo que no le pertenece. El sistema inmunológico del organismo, que normalmente nos protege de las enfermedades, reconociendo y atacando los cuerpos extraños como bacterias y virus, también puede reconocer un riñón trasplantado como un cuerpo extraño. Cuando esto ocurre, intenta atacarlo como si se tratase de un virus. El rechazo hace que el riñón trasplantado deje de funcionar. Los episodios de rechazo son relativamente habituales en los tres primeros meses al menos en el 50% de los trasplantes. El tratamiento contra el rechazo consiste en aumentar la dosis de la medicación actual y posiblemente añadir esteroides.

De los episodios de rechazo que se producen en los 3 primeros meses, entre el 90 y el 95% son reversibles. Sin embargo, del 10 al 15% de los órganos trasplantados son rechazados durante el primer año. Si el riñón trasplantado es totalmente rechazado por el organismo, el paciente deberá volver a la diálisis y esperar otro donante. Es su responsabilidad tomar los medicamentos todos los días a la misma hora, mientras tenga un riñón trasplantado. El éxito de un trasplante de riñón está directamente relacionado con el seguimiento de la medicación.

Los tres meses posteriores al trasplante son los más inestables. Es en ese tiempo cuando el paciente tiene más probabilidades de experimentar un rechazo. Normalmente, se programan visitas a la clínica una vez a la semana durante los tres primeros meses. Si todo va bien en ese tiempo, a partir de entonces no tendrá que ir a la consulta con tanta frecuencia.

 

 

subir volver Solicitar mas informacion
Materializa tu Aporte
Donante Voluntario
Corre la Voz
Voluntariado